Los cuatro sistemas de ataque por bandas en el Leeds United de Bielsa

Por Matías Navarro García

09-November-2020 en Análisis

18 min lectura

Matías Navarro es uno de los analistas que mejor conoce a Marcelo Bielsa. Analista táctico de profesión y propietario de las cuentas "La Pizarra de Bielsa" en Twitter, Facebook y YouTube, centradas en exclusiva en la figura del entrenador argentino, nos cuenta algunas de las claves del gran arranque liguero del Leeds United. 


El comienzo de Leeds en la Premier League da para pensar que el equipo de Marcelo Bielsa será uno de los más atractivos para seguir en la temporada. Con el dinamismo que acostumbran los conjuntos dirigidos por el rosarino, los de Yorkshire manejan una innumerable cantidad de variantes para poder llegar al área rival, con sus futbolistas rotando posiciones constantemente, generando arrastres de marca y superioridades por bandas para finalizar con centros.

Precisamente son las zonas 16 (banda izquierda de ataque) y 18 (sector derecho) en donde mayor imprevisibilidad genera gracias a las llegadas de los extremos, laterales e interiores, con distintas responsabilidades según la posición circunstancial que ocupan en la cancha (desborde, pasador o apoyo).

 

Leeds Bielsa

 

El 1-1 ante Manchester City fue el segundo partido donde menor cantidad de centros ejecutó en lo que va de la competición (13) y se caracterizó por ser un equipo de mayor juego largo (segundo encuentro con más balones largos) y por centralizar más que por atacar por las bandas.

 

La presión alta del conjunto de Guardiola dificultó la elaboración de los triángulos por los costados y los ataques fueron más lineales: extremo recibiendo por fuera y lateral en apoyo para ejecutar el centro o lateral desmarcándose por la espalda de su compañero para desbordar y centrar.

 

 Leeds orientó ataque a una banda para atacar por la otra.

Con Alioski de extremo y Dallas (lateral izquierdo) atacando por dentro, Leeds orientó el ataque a una banda para atacar por la otra.

 

Bielsa recomienda que extremos y laterales ataquen a laterales y extremos rivales.

Bielsa recomienda que el extremo propio ataque al lateral rival y el lateral propio haga lo propio con el extremo oponente. Más allá de los 1v1, Klich ataca el espacio para ser apoyo por dentro. La jugada termina con centro de Ayling (lateral).

 

Costa (extremo) recibe abierto y Ayling rompe a su espalda.

Costa (extremo) recibe abierto y Ayling rompe a su espalda.

 

Leeds mantiene siempre un apoyo por dentro.

Cambia el 1v1 planteado en el ejemplo anterior, pero Leeds mantiene siempre un hombre por dentro para ser apoyo o pase atrás.

 

La cara opuesta fue la derrota de la fecha siguiente ante Wolverhampton: Leeds ejecutó 37, récord para el conjunto de Bielsa en el torneo. Si bien fue en el partido donde menos peligro generó (solamente 2 disparos al arco), también resultó el encuentro en el que mayor cantidad de variantes mostró para llegar a esos cuadrantes clave en ataque.

 

El desmarque de Bamford

La dupla Bamford – Rodrigo se viene acoplando cada vez más, con el 9 como referente de área y el español descendiendo para conectar los ataques. Sin embargo, el inglés se caracteriza por tener una gran inteligencia para definir cómo y a dónde desmarcarse, a punto tal de ver repetida su imagen apoyando en salida de Leeds para descargar y aprovechar su velocidad para recibir a los bordes del área, con Moreno y los extremos (Harrison y Costa) dividiéndose las zonas de peligro y de rebote.

 

Bamford pivotea, descarga para Klich y ataca el espacio.

Bamford pivotea, descarga para Klich y ataca el espacio.

 

El pie diestro de Klich es clave para profundizar los ataques rápidos de Leeds.

El pie diestro de Klich es clave para profundizar los ataques rápidos de Leeds.

 

Bamford acompañado por las llegadas de Rodrigo y Harrison.

El desborde de Bamford se ve acompañado por las llegadas de Rodrigo y Harrison y la aparición de Costa para la segunda jugada.

 

El juego de los extremos

 

Dentro de las variantes más repetidas por Leeds para dejar 1v1 por banda a los extremos es el triángulo que forman junto a los laterales y uno de los interiores, en general el todoterreno Klich.

 

Con una línea de cinco defensas como planteó la de Wolverhampton, fue clave el rol del polaco entre líneas para fijar a un central y a un lateral y que tanto Costa como Harrison atacaran a espaldas de estos dos, mientras el lateral se desenvuelve por dentro para generar mayor presencia en el área.

 

Costa comienza abierto, mientras Ayling da el pase a Klich.

Costa comienza abierto, mientras Ayling da el pase a Klich y ataca por dentro.

 

Leeds aprovecha la facilidad de Klich para filtrar pases.

Leeds aprovecha la facilidad de Klich para filtrar pases.

 

 

Leeds pisa el área rival con Rodrigo, Bamford y Dallas

Leeds pisa el área rival con Rodrigo, Bamford y Dallas (lateral izquierdo), mientras Ayling llega tras la triangulación.

 

Harrison y Dallas afrontan el 2v2 con el apoyo de Phillips.

Harrison y Dallas afrontan el 2v2 con el apoyo de Phillips y Klich ya identifica el espacio.

 

Klich se posiciona en el espacio dejado por el marcador y genera el 3er hombre.

Klich se posiciona en el espacio dejado por el marcador de Wolves y genera el tercer hombre.

 

 Leeds ataca el centro con Rodrigo, Bamford y Costa.

Leeds ataca el centro con Rodrigo, Bamford y Costa, mientras que Ayling (lateral opuesto) se posiciona para el rebote y Dallas (lateral) se cierra para cortar cualquier posible contragolpe.

 

Ayling es quien termina rematando.

Ayling es quien termina rematando.

 

Pero no siempre el extremo recibe el apoyo de parte del interior sino que, ante situaciones excepcionales donde interior, extremo y lateral aparecen en el mismo carril, es uno de los delanteros quien baja para generar el tercer hombre dentro del área rival.

 

Los delanteros desmarcan para recibir en largo, mientras Dallas vigila.

Los delanteros desmarcan para recibir en largo, mientras Dallas vigila en ataque buscando evitar posibles contragolpes.

 

La pelota va de Klich para Ayling, con Costa atacando el espacio.

La pelota va de Klich para Ayling, con Costa atacando el espacio y Rodrigo sirviendo de apoyo para que el portugués reciba detrás de la línea defensiva de Wolverhampton.

 

Rodrigo filtra el balón.

Rodrigo filtra el balón.

 

Leeds espera con 4 jugadores en zona de peligro.

Leeds espera con cuatro jugadores en zona de peligro, mientras Ayling se cierra para el pase atrás y Klich se posiciona para un rebote o evitar un posible contragolpe.

 

La polifuncionalidad de los laterales

 

En la cultura futbolística de Bielsa, los jugadores deben saber ocupar más de una posición porque el propio dinamismo del partido desemboca en que un mismo futbolista deba tener que atacar y defender tanto por afuera como por adentro.

 

En Leeds se ve muy clara esa polifuncionalidad en el juego de los laterales. Estos automatismos priorizan la función que la situación del juego establece por encima de la posición que ocupan originalmente estos futbolistas en la cancha.

 

Así es como es común ver a Ayling y a Dallas atacando por distintos carriles, pero siempre con la cobertura de los compañeros, llevando adelante una rotación armónica donde la ocupación del espacio es más importante que el nombre.

 

Ocupar el intervalo lateral – central y darle continuidad al ataque.

Ayling abre el juego para Costa y Klich automáticamente parte para ocupar el intervalo lateral – central y darle continuidad al ataque.

 

El mano a mano de Costa finaliza con el pase para Klich y desmarque de Ayling

El mano a mano de Costa finaliza con el pase para Klich y el desmarque de Ayling por fuera.

 

Apenas finaliza el desborde, Costa se suma al área para la definición.

Apenas finaliza el desborde, Costa se suma al área para la definición.

 

Costa se suma al área para la definición.

Dallas ataca el intervalo lateral – central y Klich ya va como apoyo.

 

El polaco es quien le da continuidad al juego, habilitando a Dallas y llegando para el pase atrás.

El polaco es quien le da continuidad al juego, habilitando a Dallas y llegando para el pase atrás.

 

En esta rotación constante que plantea Bielsa, el lateral también sorprende por dentro y, ya sin marca, puede tener dos funciones principales: servir de apoyo para superar a los rivales a través de una pared (superioridad posicional por sobre numérica) o bien atacar directamente el área, a la espera del centro.

 

Rodrigo y Harrison afrontan el 2v3

Rodrigo y Harrison afrontan el 2v3 mientras Dallas va por dentro.

 

Leeds rompe la desventaja numérica.

Leeds rompe la desventaja numérica con el apoyo de Dallas.

 

Harrison concreta el desborde gracias a la pared.

Harrison concreta el desborde gracias a la pared.

 

Dallas por dentro arrastra marca y Klich pueda abrir a la banda

La distracción de Dallas por dentro sirve para arrastrar marca y que Klich pueda abrir a la banda hacia Rodrigo.

 

2v1 generado gracias a Rodrigo y Harrison.

2v1 generado gracias a Rodrigo (segundo punta) y Harrison (extremo).

 

Leeds ataca con 4 jugadores.

Leeds ataca el área con cuatro jugadores, entre los que está Dallas.

 

De interior a extremo


Klich se convirtió en uno de los futbolistas más valorados en Leeds desde que llegó Bielsa: su visión y capacidad de filtrar pases se combinan con el apoyo constante que representa para sus compañeros y con la sorpresa que genera al posicionarse en los carriles externos.

 

Uno de cada 3 centros que ejecuta es conectado por un compañero, pero está clara la dificultad que tiene (al ser diestro) cuando le toca desbordar por izquierda: sus enganches hacia adentro son previsibles y todavía no generó peligro con ningún ataque por esa zona en lo que va de la Premier.

 

Si bien su mayor talento se vislumbra por dentro, suele ser opción y sorpresa por afuera.

 

Rodrigo se suma al triángulo por banda y Klich rompe con diagonales.

Si Rodrigo se suma al triángulo por banda, es Klich quien rompe con diagonales.

 

Klich y Ayling, posicionados en Zona 18

Klich y Ayling, posicionados en Zona 18.

 

Klich rompe a espaldas del lateral

Klich rompe a espaldas del lateral.

 

 

Klich se posiciona por banda, Ayling como apoyo para Costa y Rodrigo

Klich se posiciona por banda, Ayling como apoyo de descarga para Costa y Rodrigo fija a los centrales.

 

 

Klich recibe bien abierto para desbordar y centrar.

Klich recibe bien abierto para desbordar y centrar.



Conclusión final

Bielsa aportó dinamismo a Leeds con una serie de automatismos donde se priorizan las funciones por sobre los nombres. En este caso remarcamos 12 -divididos en cuatro grupos- movimientos preestablecidos (basándonos en un solo partido), pero las variantes que muestra el equipo lo convierten en uno de los más imprevisibles para cualquier rival de la Premier League.

También puede que te interese...

Ajax de Erik ten Hag: lecciones tácticas contra la AS Roma

20-04-2021 Escrito por Arnoud Royon
21 min lectura Leer más...

Inter FC de Conte: mejor ataque y mejor defensa de la Serie A

16-04-2021 Escrito por Tomas Alfonso
12 min lectura Leer más...

Compártelo

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Nacsport sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

X
×

¿Te gusta este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Nacsport sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.