#3. Licencias para toda la vida

Por Darren Lewis

11-May-2020 en Usuarios

7 min lectura

Este es el tercer capítulo de una serie de artículos escritos por Darren Lewis, analista jefe del Gloucester Rugby de la Premiership inglesa en los que explica las decisiones que se tomaron para cambiar de Sportscode a Nacsport como software de videoanálisis. Aquí puedes leer los dos primeros posts de la serie titulados "Evaluar, evolucionar" y "¡No hay tanta diferencia!".

 

*Nota Desde agosto de 2022 ya se puede utilizar Nacsport de forma nativa en ordenadores Mac.

Siempre ha existido un estigma en torno a Windows y su supuesta incapacidad para dar respuesta a las altas exigencias de la elite a la hora de trabajar con software de videoanálisis. Un pensamiento totalmente caduco: desde la primera década de este siglo, como poco.

 

Sabía que, a la hora de comunicar mi decisión, tendría que lidiar contra este sambenito problema. La estrategia fue simple. Si necesitábamos que el equipo cambiara de hábitos, cambiar de ordenadores -de Mac a PC- haría esta adaptación mucho más sencilla y desarrollaría esos nuevos hábitos. Fácil.

 

Es cierto que técnicamente era viable hacer la partición en nuestros ordenadores Mac y ejecutar Nacsport en ellos, pero era una parte del gran puzzle que sentía innecesaria y que, en algún punto, podría dar algún quebradero de cabeza. Si íbamos a llevar a cabo el cambio, que fuera completo y desde el principio.

 

Una vez más, tener la posibilidad de trabajar codo con codo tanto con Nacsport como con AnalysisPro nos permitió evaluar diferentes ordenadores durante el período de prueba, y tener claro qué configuración se adapta a nuestras necesidades. Con Windows, teníamos ante nosotros un universo de alternativas, en comparación con Apple.

 

Nos centramos en ordenadores creados para gamers, ya que disponen de una buena memoria RAM, tarjeta gráfica y, en general, son bastante potentes. Aspectos en los que basaríamos nuestro trabajo de análisis. Teníamos que estar seguros de su capacidad de respuesta de primera mano, ya que el programa se utilizaría tanto en el análisis en directo como a posteriori, según los flujos de trabajo que teníamos preparados, pero también para los que estaban en nuestra mente y en fase de desarrollo.

 

El mundo ‘gamer’ no solo resolvió nuestras necesidades en lo referente a ordenadores. También lo hicieron las capturadoras de video Avermedia, que nos proporcionaron un nivel de flexibilidad excepcional durante el tiempo que estuviera listo el proyecto de captura IP desde múltiples fuentes.

 

Los ordenadores Apple se aprovecharon para otras áreas del club (comunicación, administración, etc.). Con una planificación a conciencia, pudimos reorganizar la distribución de los equipos: los costosos ordenadores Apple, que se habían quedado obsoletos para el equipo de análisis, iban a ser valiosos para otros departamentos de la estructura. De esta manera, el cambio de Mac a Windows no implicaba una pérdida de la inversión para la organización.

 

“Las empresas líderes tienen altos niveles de organización”

Walsh, B. Jamison, S. Walsh, C. (2009). The Score Takes Care Of Itself: My Philosophy Of Leadership. Penguin Books.

 

Aunque pueda parecer algo secundario, como responsable de mi departamento era importante hacer una propuesta financiera sostenible, demostrando en cada fase del proyecto tanto el alto nivel de operatividad en nuestra labor como los intereses financieros de la entidad.

 

"La cultura es un compendio de relaciones entre humanos con un objetivo compartido. No es algo que eres, sino algo que haces". Coyle, D. (2018). The Culture Code (El código de la cultura: el secreto de los equipos más exitosos del mundo). Penguin Books.

 

Otro de los puntos importantes en nuestra propuesta financiera fue el modelo empresarial de Nacsport con sus licencias de por vida. Ya habíamos decidido ordenadores: portátiles HP Omen para ‘gamers’ para todo el equipo y HP de sobremesa para nuestros puestos estáticos. Sabía que estos ordenadores iban a responder a nuestras necesidades, fueran las que fueran.

 

Una veintena de máquinas, sin duda, representaban una inversión importante (aún así, menor que si hubiera sido con Apple). Poder amortiguar dicho coste con un plan de pagos que nos permitiese distribuir el presupuesto a lo largo de varios años fue un aspecto fundamental y, sin duda, nos ayudó mucho a que la operación fuera viable. Pero lo más importante es que, al terminar de pagar el último plazo, las licencias pasarían a ser del club, representando para él un activo por el cual habrían pagado una única vez.

 

Hay pequeños costes extra anuales una vez se completa el pago, como el servicio de soporte y actualizaciones –opcional- o incluir otras herramientas tales como KlipDraw o Coach Station. Pero era consciente de que estos pagos iban a merecer muchísimo la pena, puesto que en muy poco tiempo ya se habían ganado toda nuestra confianza con su espectacular trabajo.

 

El ahorro en la inversión era solo la guinda del pastel y, aunque fuera un aspecto importante, no era un factor decisivo en la compra. El objetivo principal de la operación era poder asegurar que el producto era capaz de cumplir con las necesidades del departamento y poder proporcionar al equipo el alto nivel de análisis que este requería.

 

Tanto la propuesta de compra de ordenadores como los detalles financieros solo eran la parte final de mi propuesta. El documento incluía las razones por las que había decidido el cambio, los beneficios del nuevo producto y el nivel de asistencia que íbamos a recibir como clientes.

 

Esa propuesta también incluía qué haríamos con los equipos salientes para hacer espacio para Nacsport y una descripción detallada de los principales beneficios económicos que nos proporcionaría el cambio. Un documento cocinado a fuego lento: casi un año para recopilar toda la información que demostrara que sería un gran acierto y cuidando que, cualquier detalle que formara parte de la decisión, estuviera perfectamente documentado.

 

“La gente no compra lo que haces. Compran la razón de por qué lo haces. Y lo que haces simplemente prueba en qué crees”. Sinek, S. (2009). Start with Why: How Great Leaders Inspire Everyone to Take Action. Portfolio.

 

Presentamos la propuesta al director general del equipo y al director financiero. Y el contrato finalmente se firmó. Al fin, el verdadero trabajo podía empezar…

Compártelo


¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Nacsport sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

X
×

¿Te gusta este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Nacsport sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

Elige el idioma:
Nacsport en Facebook Nacsport en Twitter Nacsport en Youtube Nacsport en Instagram Nacsport en Linkedin
Cookie icon

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, mostrarte anuncios o contenidos personalizados y analizar nuestro tráfico. Al hacer clic en “Aceptar” das tu consentimiento a nuestro uso de las cookies.


Más información en el apartado Política de cookies de nuestra página web.

Personalizar Acepto