Análisis Táctico: Chelsea FC vs Liverpool FC

Por Francesc Martí

22-September-2020 en Usuarios

9 min lectura

El analista Francesc Martí cuenta con una amplia experiencia en LaLiga, formando parte del Villarreal CF durante varias temporadas. Actualmente es miembro del equipo técnico de Javi Calleja. Ahora analiza para Nacsport algunos partidos destacados del fútbol europeo utilizando también InStat y KlipDraw.

 

Los dos equipos llegaban al encuentro con buenas sensaciones tras ganar en la primera jornada de liga. La duda del partido era saber si el enorme desembolso realizado durante el mercado de fichajes le serviría al Chelsea para medirse al mejor equipo de la Premier en igualdad de condiciones.

Ficha del partido en InStat

 

Primera parte

 

Los dos equipos inician el partido con un sistema 1-4-3-3, el cual difiere del 1-4-2-3-1 adoptado por el Chelsea en la jornada anterior.

 

Desde el primer minuto el Chelsea intenta salir con el balón controlado desde atrás, arriesgando en zona de inicio, mientras que el Liverpool realiza su característica presión alta.

 

En saque de meta, el Chelsea empieza siempre del mismo modo: los dos centrales se colocan dentro del área, los laterales bajos (obligando a saltar a volante y lateral derecho rival) el medio centro defensivo se coloca en la frontal y los dos volantes aparecen por dentro cuando hay  espacio, intentado progresar. Finalmente, los tres atacantes se quedan arriba, fijando a la línea defensiva y preparados para ser profundos en el momento en el que sean capaces de superar la primera presión.

 

En la mayoría de las ocasiones, el Chelsea no puede progresar y pierde balón en campo propio, ya sea porque el Liverpool roba tras una buena presión o porque, tras verse obligado a golpear en largo, no gana el duelo individual. Al Liverpool, por su parte, no le importa en ningún momento dejar un 3 contra 3 atrás, pues se ve capacitado para superar al rival en todo momento gracias a su poderío físico en los duelos aéreos.

 

En esta imagen se puede observar el posicionamiento del Chelsea en saque de meta y cómo está la línea defensiva en igualdad numérica atrás. Alexander-Arnold está pendiente de salir con el lateral. Delante de la línea defensiva, Henderson equilibra, atento para ir junto a los volantes para presionar si el rival juega en corto o, por el contrario, replegar rápido y generar superioridad defensiva 4 contra 3 en el caso de que jueguen en largo.

 

Con balón, el Liverpool circula con fluidez en zona intermedia, generando problemas al Chelsea al encontrar espacios por dentro, pero sin llegar a tener ocasiones claras de gol. El jugador clave en este punto es Henderson, quien se sitúa por detrás de los delanteros y recibe libre de marca continuamente, pudiendo girar o jugar en largo profundo con facilidad.

 

El Chelsea presenta mucha distancia entre líneas, lo cual facilita al Liverpool el juego combinativo, tanto por dentro como por fuera.

 

El Chelsea, entretanto, no realiza presión alta, sino que espera en bloque medio, con mucha distancia entre líneas (tal y como se explica en la imagen anterior). Intenta corregir su falta de marca sobre Henderson saltando Jorginho, lo cual termina perjudicándoles aún más, pues hace que se abra su centro del campo y aparezcan más espacios por dentro, que son aprovechados tanto por los volantes del Liverpool como por Firmino (que se descuelga entre líneas). Una vez encuentran espacio por dentro, los laterales del Liverpool se proyectan rápido en ataque y son capaces de ganar línea de fondo y buscar centro al área, llegando con mucha gente a remate.

 

En esta imagen se observa como, tras salir Jorginho de zona en busca de Henderson, el Liverpool encuentra el espacio por dentro para filtrar con delantero o a los lados de los centrocampistas. Por otro lado, podemos ver como los laterales del Chelsea priorizan cerrar espacios interiores, siguiendo a los extremos del Liverpool, dejando de este modo todo el carril exterior libre para la incorporación del lateral.

 

Podemos decir, por tanto, que durante la primera parte no hay un claro dominador. El partido está muy abierto. El Chelsea genera peligro cuando tiene el balón en campo contrario o tras robar y salir rápido a la contra, aprovechando la línea defensiva adelantada del Liverpool con rupturas al espacio desde segunda línea, tal y como lo hizo el Leeds en el primer partido de liga. Sin embargo, le  falta acierto en los metros finales.

 

El Liverpool, por su parte, llega únicamente al área con peligro tras robar en campo contrario, pues no concreta las ocasiones que tiene en ataque combinativo.

 

Se observa como el Chelsea monta rápido la transición defensa-ataque, quedando un 3 contra 3. Werner ya le tiene ganada la posición a Alexander-Arnold, aunque no le llega el pase y el Liverpool se repliega muy rápido, impidiendo que terminen el ataque.

 

En los minutos finales de la primera parte Henderson recibe solo de nuevo y ve el desmarque en diagonal de Mané al espacio. Sin embargo, éste es derribado por Christensen. El árbitro lo sanciona con una amarilla, pero el VAR rectifica y expulsa al jugador. Esto marcará el desarrollo del encuentro y será clave para entender la segunda parte del partido.

 

Segunda parte

 

Tras el descanso, con la expulsión de Christensen, el Chelsea inicia con un sistema 1-4-3-2, manteniendo la línea defensiva y los centrocampistas y dejando arriba a Werner y a Mount. El Liverpool sale muy fuerte del descanso, con la idea clara de adelantarse lo ante posible, y empieza a generar mucho problemas por fuera al Chelsea, ya que al jugar con 3 en el centro del campo, cada vez que giran hacia el costado contrario encuentran un 2 contra 1 por fuera frente a los laterales.

 

Tras girar rápido hacia el costado contrario, Robertson y Mané se enfrentan 2 contra 1 al lateral del Chelsea, pues la ayuda del volante Kanté llega tarde. Esta jugada se transformará en el primer gol del equipo visitante.

 

El Liverpool tiene el control absoluto del partido, con posesiones muy largas en campo contrario. Además, presiona muy fuerte en campo rival, lo cual hace que el Chelsea sea incapaz de progresar con balón, ya sea tras robo o tras reiniciar en saque de meta. Dicha presión adelantada les permite aprovechar el pase fallido de Kepa para marcar el segundo gol.

 

Tras el 0-2 el Chelsea vuelve a cambiar de sistema  y pasa a 1-4-4-1, situando a Kanté y a Mount de interiores, evitando así el 2 contra 1 continuo que le estaban realizando por fuera. El Chelsea se siente más agusto con este sistema y empieza a tener mas posesión de balón y a poder superar la presión del Liverpool.

 

En ningún momento, incluso con un jugador menos, dejan de tener personalidad para salir con el balón jugado desde atrás. Consiguen salir de la primera presión y llegar a campo contrario con peligro, teniendo varias ocasiones muy claras, como el penalti fallado de Jorginho y el mano a mano de Abraham frente a Alisson. Estas ocasiones hubieran hecho que el Chelsea se reenganchase al partido, pero no fue así.

 

El Liverpool defiende en zona media en muy pocos metros dejando poco espacio por dentro, pero con la línea defensiva adelantada. Mientras, Werner consigue ganarles la espalda mediante un desmarque de ruptura profundo.

 

Ya en los últimos minutos, y con el Chelsea vencido, el Liverpool tiene ocasiones claras para rematar el partido.

 

Puntos clave:

  • El Chelsea arriesgó demasiado en zonas de inicio, costándole un gol en contra. Sin embargo, tuvo la personalidad suficiente como para seguir intentándolo pese a los errores. Con todo, el ratio coste-beneficio de las salidas de balón fue demasiado elevado.
  • La aparición del VAR en la expulsión de Christensen fue determinante en el devenir del encuentro, pues marcó el planteamiento de ambos equipos durante la segunda parte.
  • El fuerte inicio del Liverpool tras el descanso descolocó a un Chelsea con un jugador menos, generándole más problemas aún para sacar el balón jugado desde atrás.
  • El Chelsea falló ocasiones muy claras durante todo el encuentro, que le hubieran permitido adelantarse en la primera parte o reengancharse al partido ya avanzado el segundo tiempo.

También puede que te interese...

Análisis Táctico: Manchester City vs Arsenal

20-10-2020 Escrito por Luismi Loro
4 min lectura Leer más...

Análisis Táctico: Francia vs Portugal

14-10-2020 Escrito por Luismi Loro
7 min lectura Leer más...

Compártelo

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Nacsport sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

X
×

¿Te gusta este artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual y recibe nuestros mejores artículos y consejos de Nacsport sobre videoanálisis.

¡Muchas gracias por suscribirte a nuestro newsletter!

Una vez al mes, te enviaremos nuestros mejores artículos, consejos y entrevistas directamente a tu bandeja de correo electrónico.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.