Menu
Ventajas e inconvenientes de usar drones en el video análisis deportivo

Ventajas e inconvenientes de usar drones en el video análisis deportivo

Facundo Juárez, analista de video en el Hockey Club Santa Bárbara y Gimnasia y en Esgrima de La Plata argentinos, es uno de los pioneros en el uso de drones para análisis de rendimiento deportivo en su país. En este artículo, nos desgrana algunas ventajas y dificultades a la hora de trabajar con este tipo de dispositivos.
Muchos aficionados al fútbol aún recordarán la presencia más sonada de un dron en un recinto deportivo. Fue en un partido entre las selecciones de Serbia y Albania, clasificatorio para el Mundial de Rusia 2018. El dron se coló en el terreno de juego, volando a baja altura, portando una bandera de la selección visitante. Esta presencia desembocó en una pelea entre jugadores de ambos equipos, cuyo origen se encuentra en una tensión política entre ambas naciones por el conflicto de Kosovo. El partido fue suspendido durante media hora y reanudado sin público en las gradas.

El dron ha nacido rodeado de polémica, pues se trata de una tecnología que aporta un punto de vista inesperado con un acceso relativamente universal. No obstante, a pesar de estos orígenes tan adversos, este dispositivo tiene sus partidarios. Por ejemplo, su uso en el deporte. En este caso, para mejorar el trabajo de análisis de video gracias a una perspectiva novedosa que permite a los profesionales disponer de una información más completa con la que puedan tomar mejores decisiones.

Facu1

Facundo Juárez es uno de los analistas de video más conocidos y con mayor proyección en Argentina. Actualmente combina su trabajo en dos deportes, hockey y fútbol, y ha trabajado para clubes Santa Bárbara, Club Atlético Tigre y Gimnasia y Esgrima de La Plata en dos etapas distintas. Nacsport ha sido durante todo ese tiempo su software de referencia desde que se lo dio a conocer nuestro distribuidor en aquel país, Rafael Micheli, porque “es la herramienta más accesible que cumple con las funciones que necesito. Además, se trata de un programa que, además de su facilidad de uso, ha evolucionado muchísimo todos estos años. Para mí, es de los programas más completos que hay”.

Solución lógica para un problema común

El uso del dron no solo responde a un mero avance tecnológico, sino como respuesta a un problema común al que se enfrenta el analista en la mayoría de recintos deportivos no profesionales: la falta de alturas para realizar la grabación de los partidos. Usar el dron por ausencia de una torre o un graderío elevado “permite realizar un mejor análisis de las posiciones de los jugadores, algo que se va perdiendo cuanto menor sea la altura, mientras que el dron te permite ubicarlo donde quieras”.

Ese “donde quieras” tiene matices, por supuesto. Existen dos restricciones básicas para su uso, al menos, en Argentina. La primera, de tipo climático –algo que podría ser extensible a cualquier escenario- y la segunda, legislativo. Esto dependerá de cada competición, país y reglamentos. “Tiene que acompañarte el clima, por supuesto. Y, por otro lado, hay que usarlo en lugares privados como son los clubes, y a alturas adecuadas que no generen riesgo”.

Facu2

 “Suelo posicionar el dron detrás de un arco (portería), siguiendo la jugada, aunque en el fútbol profesional no está permitido por los organismos de seguridad. En hockey sí lo uso en partidos oficiales, pero tratando de no invadir el campo”, añade al respecto de las restricciones que se enfrenta un analista, para admitir y recordar que “a mí en lo personal, me gusta filmar con la cámara común, pero hay lugares donde no queda otra por falta de altura”.

Amplitud frente a detalle

La gran ventaja del dron es la perspectiva que permite al analista, observar el terreno de juego a vista de pájaro. Se puede observar el posicionamiento del equipo y tener acceso a una perspectiva inédita de cualquier otra manera. Pero esa amplitud minimiza la capacidad de detalle. Juárez nos explica que el dron “lo uso más en los entrenamientos de fútbol porque se aprecia mucho más el tamaño de la pelota”, mucho mayor en dimensiones que en otros deportes como el hockey.

Restricciones técnicas

Al tratarse de una tecnología en evolución, al dron le queda mucho camino que recorrer desde el punto de vista técnico. De hecho, una de sus mayores restricciones es la poca autonomía de sus baterías y, este problema se extiende al deporte. “Es el punto más negativo que tiene. Yo tengo tres baterías y las voy rotando en los tiempos muertos”, admite Facundo.

facu3

“En mi caso, el dron que uso es el DJI Phantom 4, que es muy estable y no hay que estar tan pendiente de manejarlo”, señala Facundo Juárez. El analista argentino, como buen pionero, ha ido resolviendo por su cuenta y riesgo aquellos obstáculos que se le han ido presentando. “Tuve que añadirle un adaptador para poder sacar la señal por HDMI”, agrega. Del resto, la configuración es exactamente la misma que que con la cámara convencional: la capturadora AverMedia y mi licencia Nacsport Basic Plus”.

Conclusiones positivas

A pesar de las restricciones existentes y de las dificultades inherentes a esta tecnología en progresión, Facundo Juárez concluye que “el dron es la mejor herramienta actual para la filmación de eventos, especialmente en fútbol o deportes al aire libre puesto que, independientemente de la infraestructura que exista, porque siempre vas a tener la mejor posición para analizar las posiciones o movimientos de tus jugadores”, algo que no te aportan ninguna otra.
volver arriba